Facebook Twitter Google +1     Admin

Tejados Capaces de Cambiar de Color Para Absorber o Reflejar la Luz

20091116171551-pajares.jpg

En invierno, un tejado oscuro se calienta con el sol y ayuda a reducir la factura de la calefacción. Pero en verano hace que la vivienda se caliente aún más, y si se combate el calor con el aire acondicionado, el consumo eléctrico de éste también aumenta. En bastantes lugares, los efectos indeseables de un tejado oscuro en verano son mayores que el beneficio que ofrece en invierno. Por eso, y teniendo en cuenta el avance del calentamiento global, muchos expertos proponen pintar preferentemente de blanco los tejados.
Este cambio de color no es algo sin relevancia. Se ha calculado que si todos los tejados del mundo fuesen de color blanco, se eliminaría una cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en 20 años equivalente a la que se produce en el mundo entero en un año. Sin embargo, en las ciudades norteñas, las ventajas de un tejado blanco durante el verano serían superadas por las desventajas en el invierno. La situación ideal sería, por tanto, tener un tejado blanco cuando hace calor y uno negro cuando hace frío. Pintarlo periódicamente no es una solución razonable.

Ahora podría existir una manera viable de tener ambos. Un equipo de científicos del MIT ha desarrollado tejas que cambian de color dependiendo de la temperatura. Las tejas se tornan blancas cuando el clima es cálido, permitiéndoles reflejar mucha radiación solar. Cuando hace frío, se vuelven negras y absorben el máximo calor solar posible justo cuando hace falta.

Ignasi Pou

1r de batxillerat.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris